ODA A LA PRINCESA

POR NOOR-HAL CUELLAR
Originalmente publicado el 27 diciembre del 2016
(misma fecha del fallecimiento de Carrie Fisher) 

Pensamientos inmediatos al fallecimiento de Carrie Fisher

Es algo poético que la última palabra en las tres últimas entregas de Star Wars (Return of the Jedi, The Force Awakens y Rogue One) – sin contar las precuelas – hayan sido de la Princesa Leia. Y que en dos de ellas, su mensaje sea más que confortante para los millones de fans que el día de hoy lloramos su partida. («Que la Fuerza te acompañe» y «Esperanza».)

Este año ha sido desafortunadamente pródigo en cuestión de celebridades que han dejado este plano existencial.  Sin embargo, muchos lloramos a Carrie ya que la sentíamos como alguien cercana. Y quizá sí lo era. Para alguien a quien participar en la saga de ciencia ficción que vino a romper esquemas en la industria cinematográfica, su interacción con los fans era hasta divertida e irreverente. Su labor como curadora de guiones y escritora fue un complemento perfecto en el que se burlaba de sí misma y de los demás en pos de suavizar el lado oscuro de la fama y los excesos. Sus entrevistas eran una delicia ya que, acompañada de su fiel perro Gary, demostraba que el protocolo no le era muy agradable.

En lo personal, a pesar de que conocí tarde la trilogía original, me volví fan de inmediato ya que la saga y todos sus detalles me hacían sentir un deja-vu constante, como una sensación de conocer todo esto desde hace mucho tiempo atrás. Amé la reciente entrega de Lucasfilm, Rogue One, así como el material del actual Universo Expandido como comics, libros y series animadas.

En ellos, se expande la visión de aquella princesa de Alderaan que el mundo conoció en 1977 como una aguerrida rebelde/diplomática que a pesar del paso del tiempo y el cambio de condiciones, sigue luchando por el bien de una galaxia muy, muy lejana. Aventuras que quizá no veremos en la pantalla grande protagonizadas por la hija de Debbie y Eddie, pero que indudablemente tomaron mucho del carácter de nuestra Carrie. Vemos, por ejemplo, a una adolescente enviada por su padre a Lothal para auxiliar a los Rebels comandados por Kanan Jarrus y Hera Syndulla, y de paso, impulsarlos a «robar» tres Hammerhead Corvettes para ayudar a la Rebelión y consolar a Ezra Bridger por la muerte de los padres de éste, en el proceso; vemos a una joven Princesa rescatando a sus amigos post-A New Hope en tres ocasiones en los cómics de las garras de los esbirros de Vader, de un espía de la Rebelión vuelto en contra y hasta de otro Hutt; leemos sobre su audaz rescate del planeta Kashyyyk piloteando el Millennium Falcon no obstante estar embarazada del futuro Kylo Ren; leemos de su temple y carácter muchos años después ante el escándalo que surge en el Senado al enterarse que es hija de Darth Vader. Y sí, tal vez muchos critiquen que Carrie Fisher es mucho más que la Princesa Leia; sin embargo, la Princesa tal como la conocemos no sería lo mismo sin Carrie.

Precisamente en el libro «Bloodline» se introduce una copla infantil que le cantaban a la pequeña Leia. Quizá queda muy a tono a cómo nos sentimos hoy todos los fans:

«Mirrorbright, shines the moon, its glow as soft as an ember

When the moon is mirrorbright, take this time to remember

Those you have loved but are gone

Those who kept you so safe and warm

The mirrorbright moon lets you see

Those who have ceased to be

Mirrorbright shines the moon, as fires die to their embers

Those you loved are with you still-

The moon will help you remember»

Traducido dice algo así:

«Brillante reflejo, la suave luz de luna cual espejo

 Cuando la luna brilla como espejo, es momento de recordar

 A quienes te amaron pero ya se fueron

 A los que te protegieron no debes olvidar

 El brillante reflejo de la luna te mostrará

 El recuerdo que a tu lado siempre estará

 La suave luz de luna cual espejo, se va apagando el fuego

 Mas los que te amaron contigo aún están

 El brillante reflejo de la luna te lo recordará…”

Quizá en la mente de muchos esté el pensamiento de cómo impactará su partida a la realización de Episodio VIII y IX. Es válido, y quizá la misma Carrie se estaría mofando en su particular estilo. Pero quizá este es un momento de duelo, obviamente impactará pero ya los que tengan que tomar las decisiones al respecto lo harán.

Lo que sí todos sabemos es que es un momento muy triste que nos pega a todos los fans de Star Wars de una u otra manera, y que sobran las palabras para expresar lo que todos sentimos por su pérdida.


Que la Fuerza esté contigo, Carrie.