El Emperador era un Clon en Episodio IX

En el próximo libro de Star Wars: The Rise of Skywalker, Carson explica lo siguiente acerca del encuentro en Exegol, vía Screen Rant

Un extracto que relata el momento en el que Kylo Ren se encuentra con Palpatine por primera vez en Exegol reconfirma la idea de que el Palpaltine que vemos es realmente un clon, y no el cuerpo real del Sith, algo también lógico dado su final en “Star Wars: El retorno del Jedi”.

Todos los frascos estaban vacíos de líquido excepto uno, que estaba casi agotado. Kylo se acercó más. Había visto este aparato antes, también, cuando estudió las Guerras Clon de niño. El líquido que fluía en la pesadilla viviente que tenía ante él estaba luchando una batalla perdida para sostener la carne pútrida del Emperador —se puede leer en un extracto de la novela—.

La revista Cinefex además ha hablado con el supervisor de efectos especiales Roger Guyett, que además de confirmar la idea del clon, revela que el director J.J. Abrams planteó el regreso de Palpatine incluso para “Star Wars: El despertar de la Fuerza”.

[El actor] Ian [McDiarmid] era una parte muy importante de las películas originales —dice Guyett a la publicación—. J.J. quería traerlo de vuelta para revelar que Palpatine no fue completamente destruido. Creó un clon de sí mismo y, con la ayuda de los leales a los Sith, se reconstruyó a sí mismo a un estado fragmentado e inestable. Cuando Kylo lo conoce, Palpatine no está completamente formado, y depende de tubos y mecánica, moviéndose por este laboratorio Sith en un mecanismo que Kevin Jenkins diseñó. Tiene el espíritu de los Sith, pero está atrapado dentro de un cuerpo incompleto.

El libro saldrá a la venta el 17 de marzo.