No, ‘Star Wars’ no está fallando debido a Trolls odiosos. Está fallando porque Kathleen Kennedy ha hecho un trabajo de basura. – Ben Shapiro

Dentro de la página no se suelen publicar este tipo de artículos pero en esta ocasión, el abogado y activista Ben Shapiro a hablado.

Y es que las fallas dentro de la empresa ya han hecho efecto en muchos de los fanáticos, desde contestaciones groseras por parte de Lucasfilm, ofendiendo a los fanáticos, hasta insultos por parte de la dirección.

Dentro del artículo el cuál se dejará hasta el final del artículo. Dice lo siguiente.

El lunes, el ex editor de Hollywood Reporter Marc Bernardin se encargó de explicar el continuo fracaso de la nueva alineación de Star Wars para prenderle fuego al mundo. Su respuesta: los fanáticos son el problema.
Llamar a su público a un montón de deplorables no funcionó bien para Hillary Clinton; tampoco va a funcionar bien para Disney. Pero eso no impidió que Bernardin culpara de las fallas de Star Wars, no a los pies de la jefa de estudio Kathleen Kennedy, sino a los pies del “fandom tóxico”. Según Bernardin, se trata de una serie de trolls de Internet que han destruido El brillo de Star Wars y causó que la película más nueva del canon, Solo, explotara. Ese problema no comenzó con The Force Awakens, sino con The Last Jedi. Estos fanáticos tóxicos, Bernardin escribe:

Odiaba todo lo que representaba. Odiaba lo que veían como un remix guerrero de justicia social de la Guerra de las Galaxias con el que crecieron. Y odiaban a Tran’s Rose más que nada porque decidieron que ella era la avatar de todo lo que estaba mal con la franquicia. Esos fanáticos, una minoría pero ruidosa, encontraron sus “ellos” en la misma cosa que solían amar. Aquellos que eligieron envalentonados por la intoxicación sin rostro de internet, se volvieron duros con Tran. Injerencias racistas, misoginia, violaciones y amenazas de muerte, todas ellas arrojadas constantemente, implacablemente, transformando lo que había sido una historia de The Last Jedi fue y lo que fue la primera película importante de Tran se volvió una pesadilla moderna.

Ahora, que se sepa que es absolutamente repugnante atacar a una actriz porque no le gustó su parte en una película. Eso es absurdo. Y la intolerancia de cualquier tipo es repugnante. Pero no son los trols sin rostro de Reddit los que mataron Star Wars. Es por eso que Bernardin se esfuerza por explicar su teoría absurda:

Pero si The Force Awakens y The Last Jedi fueron demasiado progresivos para algunos fanáticos, ¿por qué no se confortaron en la cálida manta de Solo, coescrita por el portaestandarte de Star Wars Lawrence Kasdan y dirigida por el colaborador de Willow Lucas, Ron Howard? Debería haber sido todo lo que querían en las precuelas que no obtuvieron, sin las cuestiones de “demasiadas damas y gente de color” que afirmaron que lastimaron las nuevas películas. Pero a juzgar por lo bruto, tampoco querían a Solo. ¿Qué es Star Warsfandom contra? Resulta que, la respuesta: en sí misma. O, más bien, la comprensión de que Star Wars es y siempre ha sido para niños, y ya no son niños.

Sí, los fanáticos simplemente no lo entienden. No escuches a esos fanáticos estúpidos. Ya sabes, los que realmente se presentan para las películas. Los que compran todo el equipo y tienen la banda sonora de John Williams en sus autos. Los que presentan a sus dos años a la Marcha Imperial (culpable).

¿Por qué todo este esfuerzo para culpar a los fanáticos de los problemas de la serie? Porque nunca debemos, bajo ninguna circunstancia, culpar a Kathleen Kennedy. Kennedy. El grupo de historias de Lucasfilm es completamente femenino. Su meta, según The New York Times: “Querían contar historias hermosas, cumplir las expectativas de los fanáticos leales y crear personajes femeninos significativos”. The Times dice con entusiasmo: “Hoy, el grupo de la historia de Lucasfilm es un atípico de Hollywood: cinco de sus miembros son personas de color, y el equipo incluye cuatro mujeres y siete hombres. … Un nuevo análisis inédito de las películas de Star Wars muestra un progreso sorprendente en su representación de género y raza “.

Ahora, Kennedy podría haber tenido estas prioridades y haber creado buenas películas. En cambio, ella no lo hizo. Ella creó un montón de molestia entre la gente. El Despertar de la Fuerza es basura; The Last Jedi es doble basura. Eso es porque Kennedy tenía dos opciones al recibir el timón del universo de La Guerra de las Galaxias: (1) adelantar cincuenta años, más allá de los personajes originales, y reiniciar, perdiendo la nostalgia de los personajes originales pero ganando frescura; (2) reformular los personajes originales y retomar donde dejó el Retorno del Jedi. En lugar de ello, con una actitud completamente contraria al riesgo, eligió la puerta (3): sangrar la nostalgia mientras presenta nuevos personajes en el futuro. Esto la llevó a la decisión idiota de asesinar a todos los personajes amados originales de una manera cada vez más estúpida, y luego a la decisión doblemente idiota de regresar y crear nuevas películas sobre esos personajes ahora muertos. Nos enojó a todos los que crecimos en Star Wars, y al hacerlo, destruimos todo lo bueno que existía entre nosotros para el nuevo grupo de personajes. Solo y Rogue One son buenas películas, pero Han Solo fue asesinado por JJ Abrams en The Force Awakens luego de ser convertido en un perdedor a la deriva en su icónico Millenium Falcon, el equivalente de un padre inútil que abandonó a su familia en la década de 1970 para recorrer el país en su camioneta bug; Rogue One giró en torno a un conjunto de personajes que todos mueren.

Y luego incluso las nuevas películas estaban encadenadas a la estrategia más adversa al riesgo: en lugar de juntar a Rey con Kylo Ren (el único momento de The Last Jedi que a nadie le gustaba) o matar a Finn por el efecto, el equipo de Kennedy salvó a Finn y básicamente reinició la serie al Episodio IV dividiendo a Kylo y Rey. Todas las travesuras de SJW de las cosas nuevas (desde la extraña narrativa de los derechos de los droides hasta la guerra de clases de The Last Jedi, la excursión por los derechos de los animales) son secundarias al hecho de que Kennedy ha frustrado el desembarco de Star Wars.

Pero ella debe ser salvada.

Por lo tanto, se debe culpar al público. Es por eso que hemos visto una serie de artículos en la última semana intentando defender el registro basura de Kennedy (ver aquí, aquí y aquí, por ejemplo).

Los odiosos trols de Kelly Tran son odiosos trols. Pero no son la razón por la cual esta serie se ha descarrilado.

Articulo completo.

Simplemente un artículo que nos deja mucho que pensar y que es momento de poner un alto, porque al final los fanáticos son los que deben de poner un alto. El consumismo en México es constante, pero quizá es momento de ver que es lo que de verdad esta sucediendo no sólo con la saga si no con los fanáticos y a lo que esto nos ha llevado